Eventos destacados

DECLARACIÓN DE UN NUEVO ORDEN (19 ABY)

Aprovechando sus heridas y su increíble carisma, Palpatine dirigio un inspirador discurso al Senado Galáctico, convencidolos de que la única solución para la paz era la transformación de la República en un Imperio.

Las múltiples influencias de Palpatine le garantizaron una buena cantidad de votos a favor, sus heridas y su discurso le hicieron ganar aún mas votos para la causa. por último, el miedo a las represalias hizo callar a los opositores abiertos, tales como Padme Amidala, Mon Mothma y Bail Organa.

El discurso, junto con los principales cambios en las estructuras galácticas y la condena de los Jedi como enemigos del Imperio conjuntan la Declaración del Nuevo Orden.

ORDEN 66/GRAN PURGA JEDI (19 ABY)

La Gran Purga Jedi, también conocida como Purga Jedi, Purga de Palpatine, Purga Jedi de Darth Sidious y Gran Exterminio Jedi o simplemente la Tercera Guerra Sith, se refiere a los esfuerzos iniciados por el Señor Sith Darth Sidious después de crear al Imperio Galáctico en el 19 ABY para erradicar a la Orden Jedi. Resultó en la casi aniquilación de los Jedi, como había ocurrido durante la Primera Purga Jedi que ocurrió después de la Guerra Civil Jedi en el 3.956 ABY.

Comenzó con las muertes de los Maestros Jedi Mace Windu, Kit Fisto, Agen Kolar y Saesee Tiin a manos de Darth Sidious, con la ayuda de Anakin Skywalker, quien se convirtió en el Señor Sith Darth Vader después de la batalla. Sidious después envió a Vader al Templo Jedi para matar a los Jedi ahí, y entonces ejecutó la Orden 66, que declaró a todos los Jedi enemigos de la República.

DECLARACIÓN DE LA NUEVA REPÚBLICA (c.5 DBY)

La Declaración de una Nueva República fue un documento firmado un mes después de la Batalla de Endor por los ocho líderes de la Alianza de Planetas Libres. Estableció ante el público en general el sistema de gobierno y los ideales de libertad, democracia y justicia que la Alianza esperaba regresar a la Galaxia.

Nosotros, los miembros de la Alianza para restaurar la República, hemos luchado durante años para ver restaurada la justicia en la Galaxia. Hemos luchado contra los abusos y atrocidades morales del Imperio Galáctico. Hemos visto planetas subyugados, y hemos ayudado a planetas a recuperar su libertad. Hemos vivido un ideal. Hemos muerto por una causa justa. Ahora compartimos una victoria largo tiempo retrasada. La guerra se ha ganado, y la libertad se restaurará en la Galaxia. El Emperador ha muerto. El fin de la tiranía del Imperio Galáctico ha terminado. Lo que fue tomado mediante subterfugios, trucos y violencia, ha sido reclamado mediante los esfuerzos de seres valientes y honorables, unidos en una causa común. Hemos hecho lo que muchos proclamaban imposible. Hemos derrotado a la máquina de guerra Imperial. Actuando bajo nuestras propias convicciones morales y los principios de igualdad y compasión que guiaron a la Antigua República, la Alianza ha logrado sus nobles metas. En el nombre, y con la autoridad, de los seres libres de la Galaxia, la Alianza a usurpado a los usurpadores. Con la victoria final conseguida en la Batalla de Endor, declaramos cumplido el trabajo de la Alianza. Se ha cumplido aquello para lo que se formó. En su lugar, declaramos el nacimiento de la Nueva República. ¡Que las estrellas canten y sus muchos seres se regocijen! La República vive de nuevo. Pero no es la República de antaño. Es una Nueva República, fundada sobre los principios y leyes de la original, pero con el beneficio de la historia para servir como consejera y mentora. No debemos permitir que los errores de la Antigua República corrompan a la Nueva. La Nueva República está dedicada a la libertad y la justicia para todos los seres de la Galaxia. La Nueva República ha jurado ser justa, virtuosa y honesta, pues fue la corrupción de la Antigua República el fértil campo para las semillas de la tiranía que ha proyectado su sombra sobre la Galaxia durante estos largos años. Por todo aquello por lo que hemos luchado, el terror del pasado nunca volverá a resurgir. El verdadero trabajo está comenzando ahora. Debemos restaurar la República en hechos tanto como en palabras. Desde los Mundos del Núcleo hasta los Territorios del Borde Exterior, a través de la Galaxia entera, llamamos a todos los mundos para que envíen representantes que ayuden a forjar un nuevo Gobierno Galáctico. Esta será una unión de todos los pueblos. ¡Con estas palabras queda declarado el nacimiento de la Nueva República Galáctica! Construida sobre los cimientos de la Alianza, y reforzada con las promesas de libertad, justicia y ley para todo ser. La Nueva República está dedicada a los ideales de prosperidad galáctica en todos los sentidos – económicos, culturales y espirituales. Sus mundos miembros deben ayudar en el trabajo que se avecina y dedicarse y comprometerse a perseverar a través de las dolorosas luchas que sin duda vendrán. Nosotros, los Seres de la Galaxia, a fin de constituir una unión libre de planetas, establecer justicia, proporcionar paz y prosperidad, y asegurar la libertad para todos los seres, ordenamos y establecemos esta Nueva República. ¡Que canten las estrellas! ¡Que griten los planetas! ¡Que comience la República!

TRATADO PELLAEON-GAVRISOM (19 DBY)

El Tratado Pellaeon-Gavrisom, o también llamados los Acuerdos de Bastion, fue el tratado de paz firmado entre el Comandante Supremo del Remanente Imperial, el Almirante de la Flota Gilad Pellaeon, y el Jefe de Estado de la Nueva República, Ponc Gavrisom, en el 19 DBY, que marca de manera formal el final de la Guerra Civil Galáctica.

El tratado no esboza una entrega de ningún tipo del Remanente Imperial, por lo que daba la posibilidad de que pudiera algún día volver a establecerse el Imperio Galáctico, pero se produjo un alto el fuego de las hostilidades entre ambos bandos. Es, más, se abrió con el Remanente Imperial la posibilidad de tener intercambios y comerciar con la Nueva República, y de exponer las limitaciones sobre el contrabando de ambos gobiernos que debían cumplir. Además, en cuanto a los sistemas de gobierno,se dio la posibilidad de que los planetas que poseía el Remanente Imperial quedaran en sus manos, que pasarían a denominarse Espacio Imperial y así el Remanente Imperial reconocía a la Nueva República como el gobierno legítimo de la galaxia y sus mundos quedarían en sus manos.

Algunas consecuencias del tratado fueron:

  • Fin de la Guerra Civil Galáctica
  • El Remanente Imperial reconoce a la Nueva República como en el gobierno legítimo de la galaxia
  • Se acuerdos tratados de comercio y colaboración mutua

Eventos destacados

SW Galaxy in Chaos: La Fuerza Unificadora javitosam9 javitosam9